Domingos con Ardiel: Comenzar un proyecto

domingo, 15 de marzo de 2015

    (Perdonad la brevedad del post, pero ando con problemas así que no me lo tengáis en cuenta)


    Como expliqué en la anterior entrada, si se hace un trabajo, novela o un proyecto en general, se debe tener, si no pasión, las ganas suficientes de comenzarlo y no abandonarlo por el camino. Una vez solucionado este paso lo que queda es, "¿Qué hago?" o "Esto me ha gustado, me he informado, y me he preparado para ello, ¿De que tratará mi historia?".

    Tutoriales para programar hay miles y esquemas de como escribir una historia aún más (Adaptables para cada gusto). En los proximos posts no me dedicaré a enseñar, sino más bien a describir, desde mi punto de vista, cual debería ser el camino que, al menos para escribir lo que trabajamos en Biotikos, sería adecuado.

    Para comenzar con un escrito, a menos que sea un fan fiction (Tema que discutiré en otro momento) debéis tener en mente tres cosas: El género, los personajes y al menos como empieza y termina. Con estas tres cosas uno ya puede encaminarse en los caminos del teclado y darle rienda suelta a la imaginación para crear situaciones emotivas, el progreso de la trama, algún momento que otro de fanservice, etc. Pero ¿Por qué estos tres puntos? No es tan simple de explicar. Puede que quieras escribir una novela de misterio y termines haciendo un relato de acción y ciencia ficción. Creedme, esto ha pasado, por eso tener claro el género desde un principio y mantenerlo es importante para que al final no resulte en un cambio brusco en el producto.

    Otra cosa a tener en cuenta es que, aunque tengas al principio todos los personajes pensados puede que a mitad de producción termines relegando a un puesto de fondo a aquellos que hacían poco, nada o en casos extremos, eliminarlos completamente del escrito.

Finalmente, al menos tener pensado como empezaría el escrito, pues sin un principio más o menos forjado la historia podría parecer cogida con palillos o ilógica. Lo mismo se le aplica al final del la narración, aunque personalmente yo le añadiría una imagen mental de como terminaría la historia. Eso ayuda a motivar al escritor, pues uno se come la cabeza para pensar "¿Cómo ha llegado a pasar esto?". Al final todo esto engancha al escritor y le motiva a seguir escribiendo.

    El próximo día os mostraré un ejemplo de como es un escrito sin estos puntos y como sería otro con estas pautas bien definidas. Espero que tengáis muy buena semana.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Free Blogger Design Made By The Dutch Lady Designs